4 características de las empresas Data Driven para tu negocio

28/12/2020
Por Axesor

Aunque el análisis de datos ha demostrado ser esencial para una empresa que pretenda ser competitiva hoy en día, a muchas les cuesta aprender la lección. De acuerdo con un informe de Forbes Insights en colaboración con EY, el 66% de las compañías que apostaron por un enfoque Data Driven incrementaron sus beneficios en al menos un 15% durante el último año y el 60% admitieron que fortalecieron sus puntos débiles frente a los posibles riesgos. No obstante, aunque muchas organizaciones ya han incorporado este sistema de trabajo en su día a día, su generalización está todavía muy lejos. Según una encuesta del Instituto Nacional de Estadística, tan solo un 8,5% de las empresas que operan en el ámbito digital han realizado análisis de Big Data durante el año 2019 y el primer trimestre de 2020.

El Big Data tiene un potencial enorme para las empresas: les permite detectar tendencias e insights procesando una gran cantidad de datos en un tiempo muy reducido y creando modelos predictivos que les permiten optimizar muchos de sus procesos de negocio. Este sistema supone una gran oportunidad de crecimiento y las compañías más avanzadas ya han comenzado a integrar los datos en el centro de su estrategia. Estas son las llamadas empresas Data Driven.

A continuación, te ofrecemos cuatro consejos que puedes seguir para basar tu modelo de negocio en el poder de los datos.

1. Descubre los beneficios del análisis predictivo

El análisis predictivo consiste en establecer predicciones sobre eventos futuros a partir del análisis de una determinada información. Una empresa puede saber, por ejemplo, qué probabilidad hay de que un potencial cliente le pague a tiempo a partir de información sobre su historial crediticio. Un banco, por su parte, podría saber la probabilidad de que un cliente vaya a cerrar su cuenta si detecta que su comportamiento financiero es similar al de otros clientes que la cerraron, y de esta forma anticiparse y ofrecerle mejores condiciones. Gracias a estos sistemas, basados en sistemas estadísticos, inteligencia artificial y aprendizaje automático, es posible tomar las mejores decisiones para un negocio.

2. Decide qué te interesa hacer con los datos

Los datos pueden servir para entender hábitos de usuarios o identificar tendencias comerciales, pero también para retener clientes u optimizar la gestión del riesgo. El primer paso para aplicar los datos a tu estrategia es entender qué quieres hacer con la información. De este modo, podrás optimizar la recolección y el análisis de datos centrándote en tus objetivos.

3. Limpia los datos y afina tu modelo

Apostar por una organización basada en datos acaba derivando en una recolección masiva de información, y no toda sirven para el objetivo marcado. Muchas veces se cuelan

determinados datos que acaban interrumpiendo el flujo de trabajo porque ensucian y alejan del objetivo principal. Por tanto, para centrarse en lo realmente importante para el modelo, es esencial desechar la información que no sea relevante, identificando los datos ausentes o los puntos anómalos que se deben eliminar. De este modo, también se termina por afinar el modelo, buscando patrones que sirvan al sistema para predecir lo que va a suceder y comprobar si sucede. A fin de cuentas, la clave en la inteligencia artificial aplicada a modelos predictivos es la prueba y el error. Con la experiencia se consigue que el modelo sea más preciso y por tanto, ofrezca más confianza en su implementación.

4. Gobernanza y seguridad de los datos

La seguridad y privacidad de datos es todavía una tarea pendiente para las empresas españolas. Un estudio reciente de Kingston1 revela que el 44% de compañías de nuestro país no usa dispositivos cifrados, algo contraproducente teniendo en cuenta que la seguridad es un principio clave en una empresa dirigida por datos.

El gobierno de datos proporciona un enfoque holístico para administrar y sacar rendimiento de la información de forma que pueda contribuir en la toma de decisiones y operaciones empresariales. Para velar por una correcta gobernanza, se recomienda crear un equipo encargado de la gestión de datos, de la conformación de una estrategia específica que establezca la dirección y las normas generales2 y vele por el cumplimiento de las normativas y requisitos legislativos.

Seguir estas estrategias y modelos de organización te ayudará a convertir tu empresa en una centrada en datos y obtener todas las ventajas que esto conlleva: reducción de costes, aumento de beneficios, disminución de riesgos a la hora de lanzar nuevos productos y servicios y una transformación del negocio que derive hacia un modelo más ágil, un factor determinante en entornos altamente competitivos como el actual donde hay que adaptarse a las necesidades de cada momento.