Consejos para afrontar con éxito la transformación digital de tu empresa
12/09/2019
Por Javier Cortés
Periodista de EL PAíS RETINA

No es sencillo encontrar una empresa que se arrepienta de haber abordado un proceso de transformación digital. Las organizaciones que saben aprovechar las ventajas que otorga la tecnología y aprenden a adaptarse con rapidez a los cambios que exige el entorno tienden a ser más competitivas y obtener mejores resultados. Diversas encuestas y estudios reflejan que más de la mitad de las compañías que llevan a cabo planes orientados a su digitalización incrementan su facturación y un 14% de ellas experimentan un aumento en su productividad superior al 20%. También queda de manifiesto que la implementación de estas estrategias puede suponer que los costes se reduzcan hasta en una quinta parte.

No obstante, siete de cada diez empresas reconoce que no ha tenido todo el éxito que cabía esperar de su proceso de digitalización. El 85% de los directivos españoles opina que la transformación digital debería estar extendida de forma más generalizada por sus departamentos y más de la mitad de las empresas calcula que podría tener dificultades para satisfacer las demandas de sus clientes, cada vez más cambiantes, en un plazo de cinco años.

Por este motivo, presentamos una serie de consejos a tener en cuenta para abordar este proceso con éxito:

1. Recurre a metodologías ágiles

Lo que más preocupa a las empresas, ya sean grandes o pequeñas, a la hora de enfrentarse a este reto es la velocidad de reacción ante el cambio. La mayoría de estudios lo citan como la principal preocupación corporativa. El 82% de las compañías lo considera uno de los principales problemas a los que se enfrenta actualmente. Ante este cambio de paradigma, en el que los consumidores cambian sus hábitos a un ritmo frenético, muchos expertos recomiendan reducir los ciclos de innovación y acelerar el ritmo de lanzamiento de nuevos productos. Para esto, resulta imprescindible conocer y poner en práctica metodologías ágiles que abordan la gestión de proyectos desde una filosofía de ensayo y error que nos permita entender lo que demandan nuestros clientes en cada momento.

2. Piensa a largo plazo

Es un error considerar que la adopción de un enfoque funcional como este debe llevar a las empresas a buscar obsesivamente resultados inmediatos que colmen sus expectativas de ventas y productividad. Aunque algunas medidas orientadas a la digitalización de los negocios presenten ventajas competitivas a corto plazo, hay otras que tardarán algún tiempo en ofrecer resultados favorables. La paciencia en este terreno se puede considerar, por tanto, una virtud.

3. Aprovecha el potencial del big data

Digitalizar un negocio con éxito requiere de la comprensión de un concepto imprescindible: el big data. La tecnología permite a las empresas recopilar y analizar información sobre la actividad que realizan y, de esta manera, les ayuda a conocer mejor a sus clientes. Tener un conocimiento profundo de las necesidades de sus usuarios es, para dos de cada tres compañías, el objetivo principal que se pretende con la transformación digital. Las corporaciones que sepan aprovechar el potencial del dato sabrán responder a las demandas de sus clientes además de optimizar sus procesos para reducir costes o lograr una mayor eficiencia en su trabajo.

4. Cambia la cultura corporativa

La transformación digital no afecta solo a las herramientas que utilizamos en el día a día; implica además una revolución cultural. Para culminarla de manera eficiente, es necesario llevar a cabo cambios de actitudes y comportamientos en todos los niveles de la empresa. Al fin y al cabo, los empleados son quienes, en último término, marcarán el éxito o fracaso de la implantación de estrategias que apunten en esta línea. 

Ante este panorama, gana importancia la correcta gestión del talento. Para ello, es recomendable apostar por entornos de trabajo flexibles y por la formación continua de los empleados, así como valorar sus competencias sociales. Hoy, para la mitad de las empresas, la creatividad, la colaboración y la resolución de problemas son las habilidades que más pueden marcar la diferencia a la hora de decantarse por un candidato. 

La revolución digital está cada día más presente en nuestra sociedad. Las compañías que sean capaces de aprovechar las nuevas herramientas y sitúen al cliente en el centro de su negocio serán las encargadas de liderar el mercado en un mundo que fluye a una velocidad vertiginosa.

Javier Cortés es periodista especializado en nuevas tecnologías. Graduado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense, escribe en EL PAÍS RETINA sobre transformación digital, innovación y talento.