Inteligencia artificial como trampolín para mejorar la competitividad
18/05/2021
Por Lasse Rouhiainen

La pandemia del COVID-19 ha impulsado la digitalización y el uso de nuevas tecnologías en las empresas. Una de las más transformadoras y disruptivas es la inteligencia artificial (IA).

Aunque aún hay muchas empresas sin planes de utilizar la IA o digitalización en los próximos años, su aplicación sigue creciendo entre las compañías españolas debido a que cada vez es más conocida su importancia para agilizar los procesos y aumentar la eficacia, además de ayudar a crear productos y servicios totalmente nuevos mediante la innovación.

Uno de los aspectos singulares de la IA radica en sus muchas posibilidades dentro de una organización. De hecho, el primer paso para implementarla es analizar los procesos donde poder utilizarla primero para llevar a cabo un proyecto piloto y, posteriormente, ir aplicándola en los demás procesos. En general, cuanto más usamos la IA mayor ventaja competitiva tendremos respecto a aquellas compañías que aún no han comenzado el proceso.

Hay muchas maneras de cómo la IA ayuda a las empresas a mejorar su competitividad, entre ellas figuran:

  • Mejor toma de decisiones: gracias al uso de IA, la toma de decisiones es más precisa al conocer mejor el comportamiento de los clientes e incluso predecirlo.
  • Disponibilidad las 24 horas del día: con los sistemas de inteligencia artificial es posible ofrecer servicios sin descanso a los clientes y proveedores. Por ejemplo, las aseguradoras cuentan con chatbots basados en IA, los cuales pueden recibir reclamaciones y peticiones de los clientes las 24 horas del día.
  • Automatización de las tareas repetitivas: todo tipo de tareas repetitivas, sean manuales o no, se pueden automatizar. Hasta ahora la más conocida ha sido la automatización de procesos en fábricas o almacenes, pero cada vez existen más posibilidades de mecanizar trabajos de oficina.
  • Análisis de posibles riesgos: los ciberataques han aumentado debido a la COVID-19; la inteligencia artificial constituye una excelente herramienta para mejorar la ciberseguridad, además de ser capaz de analizar posibles riesgos financieros futuros que las compañías podrían afrontar.

Estas son solamente algunas maneras en las cuales la IA mejora la competitividad de una empresa. Entre ellas, sin duda, la más importante es la mejora de la toma de decisiones. En la actualidad ya no basta solo con confiar en nuestra intuición y conocimientos; las decisiones de los ejecutivos deben estar respaldadas y basadas en el análisis de datos o la IA.

Una encuesta realizada por Forrester Consulting a novecientos ejecutivos de todo el mundo reveló que las organizaciones que utilizan los datos en sus procesos de toma de decisiones tienen un 58% más de probabilidades de alcanzar y superar los objetivos de ingresos que las que no lo hacen. Estas últimas sin duda se quedarán atrás.

Mejora de la cultura digital

Uno de los grandes desafíos de las empresas españolas radica en mejorar la cultura digital. Según el periódico digital El Español, el 43 % de los españoles carece de competencias digitales básicas. Sin embargo, es un hecho que las compañías con trabajadores con pocos conocimientos digitales tendrán mayores dificultades para recuperarse en el mundo pos-COVID-19, mientras que las que ya han mejorado las competencias digitales de sus empleados seguirán incrementando su ventaja competitiva.

Por otra parte, es importante señalar que la IA constituye una tecnología transversal y todos los empleados deberán conocer cómo aplicarla y cómo genera valor para el negocio. Por tanto, para mejorar la competitividad se debe invertir en formación sobre transformación digital e inteligencia artificial para que un mayor número de trabajadores participe en proyectos de IA.

Aplicaciones de las nuevas tendencias en IA

Tampoco podemos obviar que las primeras empresas en empezar a utilizar la IA y que continúan implementándola en diferentes procesos suelen avanzar más rápidamente y aplicar las nuevas oportunidades que ofrece la IA, como el uso de datos sintéticos. Estos sirven para utilizar la IA y la Analítica de Datos sin comprometer la privacidad de las personas o para hacer análisis cuando no se dispone de suficientes datos. Aunque es un tema poco conocido por el momento es un buen ejemplo de una técnica que los pioneros en IA ya están utilizando y que dará mucho que hablar en un futuro.

Plan estratégico de IA de España

Para terminar, es importante señalar que uno de los factores que más va a influir en el nivel de competitividad de las empresas españolas es el lanzamiento del plan estratégico de inteligencia artificial del Gobierno español. Aunque España ha sido uno de los países que más ha tardado en lanzar su plan estratégico -no lo hizo hasta diciembre de 2020-, este va a animar automáticamente a muchos directivos a priorizar la aplicación de esta tecnología. Aún falta poner en marcha el plan y, sobre todo, hacer hincapié en democratizar los conocimientos sobre la utilización de la IA entre las pymes españolas para que sean más competitivas internacionalmente. Pero, sin duda, es un gran avance.

Lasse Rouhiainen, asesor y experto internacional en Inteligencia Artificial, tecnologías disruptivas y marketing digital y autor de dos libros.