El reto de los departamentos financieros: controlar los indicadores de riesgo.
10/03/2020
Por Axesor
El reto de los departamentos financieros controlar los indicadores de riesgo

Las relaciones interpersonales han evolucionado hasta el uso imprescindible de las redes sociales o aplicaciones a través de una interconexión a nivel financiero, comercial, laboral y humano, todas éstas caracterizadas por una instantaneidad y perfección presentes en el mercado actual. Sin embargo, el detonante del desarrollo fue el sector financiero, que comenzó experimentando la verdadera revolución enfocada en las transacciones de fondos a través del sistema TARGET. Dicha herramienta brindaba la posibilidad de traspasar fondos de manera instantánea y al mismo tiempo permitía controlar, gestionar y reducir costes de una forma ágil.

Junto a esto, la recesión de 2008 afectó gravemente al sector financiero, pasando de la ausencia de liquidez al exceso de ésta, sumado a una demanda escasa por la desconfianza de muchas PYMES que, al fin y al cabo, no pudieron proseguir por declararse insolventes. En ese momento, la prudencia empresarial era la mejor baza ante la imposibilidad de renovar sus líneas de circulante, y en consecuencia se optó por abrir las puertas a otras fuentes de financiación y diversificar la forma en la que las compañías se financian, apareciendo así el crédito B2B en las empresas

Actualmente son las plataformas de gestión de riesgo desarrolladas a nivel B2B la nueva solución financiera que complementan a la financiación bancaria. Esta forma de empréstito ofrece a la empresa otras alternativas de crédito, pudiéndose aplicar tanto para proveedores como para clientes.

Las empresas Fintech ofrecen un servicio online donde abundan la agilidad, seguridad y la eficiencia en su objetivo. El modelo B2B da acceso a todos los usuarios para que puedan emplear estas plataformas y contar con recursos suficientes a fin de poder establecer una estructura que le permita dar soporte financiero a las empresas, a través del crédito comercial.Junto a esto, la tecnología blockchain y su aplicación al mundo de las criptomonedas proporciona varias medidas futuras indispensables para la financiación empresarial.

Estas fuentes de financiación deben de considerarse para diversificar las opciones de inversión ajena, fortaleciendo un marco empresarial caracterizado por la prudencia. El acceso a nuevas fuentes de financiación en las cuáles la liquidez sea la protagonista permitirá incrementar los proyectos empresariales. Estos proyectos son esenciales para un crecimiento y desarrollo pleno de la entidad.

En este ámbito, un gestor debe saber aprovechar todas las fuentes de financiación que estén a su alcance y no temer a que se produzca una nueva recesión. El aprendizaje de los errores y el desarrollo de una estrategia permitirá mejorar la eficiencia de la gestión financiera con el fin de que la compañía crezca en el mercado.

La palanca de crecimiento en la empresa que todo gestor trata de emplear es el límite de crédito eficaz. Sin embargo, hoy en día, es muy inusitado encontrar un límite de crédito que esté caracterizado por una actualización diaria, puesto que es muy costoso para las empresas. Lo normal es realizar una actualización anual o cuando el cliente llega a un límite anual por un aumento en la venta.

En realidad, es inusual que contenga variables de su propio negocio ante un abanico de mercados muy extenso, por lo que la mayoría obtiene el límite de crédito de los informes comerciales o seguros de crédito, no correspondiéndose con la empresa y sus objetivos. No hay que olvidar la integración del límite de crédito en la empresa, que otorga información actualizada para que el ERP pueda, en cualquier momento, cancelar los pedidos improductivos. Poseer la información de los pagos e ingresos en los que la empresa está involucrada es importante a la hora de definir el límite de crédito, incrementando de esta manera la credibilidad de la organización.

Otro punto importante es la transparencia del límite ante la venta, siendo conocido por los clientes para no crear desconfianzas y evitando a la vez que la fuerza comercial observe a la entidad como un enemigo.

Este es, en definitiva, el gran reto al que se enfrentan los departamentos financieros actuales, debido al enorme coste que tiene la generación de credibilidad y la actualización de este límite de crédito. Son escasas las compañías que tienen personal cualificado para poder realizar un modelo a medida, frente a la ineficiencia que presentan los informes comerciales. Por todo ello, una vez controlados los indicadores de riesgo, el reto de los departamentos es contribuir a una venta mayor con el mismo riesgo controlado, consiguiendo llevar a la empresa por la senda del crecimiento.