El CFO ante la transformación digital: llega el CFO 4.0
14/10/2021
Por Axesor

La transformación digital ha llegado al departamento financiero de las organizaciones y con ella el CFO 4.0. El director financiero se ha convertido en una pieza clave para liderar este proceso desde la dirección de una empresa. Debe ser un referente de innovación, junto al resto de responsables del equipo directivo, para hacerlo de una manera coordinada. Su misión es aprovechar la digitalización de la industria y del resto de sectores, para generar nuevas oportunidades y modelos de negocio.

La digitalización de las empresas llega al departamento de finanzas

El concepto de digitalización es muy amplio. Por eso, antes de diseñar una estrategia empresarial para adaptarse a esa transición ineludible, es decisivo que haya un debate interno en la empresa para ponerse de acuerdo sobre los matices y las implicaciones que tiene, ya que no tiene que ver solo con aplicar medidas de marketing online, ni reducirlo a la implementación de aplicaciones y programas informáticos en el departamento financiero o al uso de la Inteligencia Artificial y el Machine Learning para la gestión del riesgo crediticio, sino que va mucho más allá.

Tiene que ver con un cambio de modelo en el que las economías de escala pueden adquirir unas proporciones sin precedentes. En la actualidad, las curvas de oferta y demanda pueden experimentar unos cambios mucho más intensos de lo que se han registrado con los modelos tradicionales. Ahora, la novedad es el coste marginal cero. Esto supone que, dadas las condiciones del sistema digitalizado, hiperconectado y dotado de inmediatez, producir unidades adicionales de un producto o servicio requiere unas inversiones mínimas o ninguna inversión en absoluto.

Dicho esto, el CFO tiene un papel esencial en este desarrollo digital. No solo debe ser un impulsor de la adopción de las nuevas herramientas tecnológicas en el entorno de trabajo y entender a la perfección los cambios macroeconómicos, también es una figura clave para dotar equilibrio entre las formas de trabajar tradicionales en su empresa y los nuevos esquemas que la empresa debe incorporar para no perder posiciones en el mercado. Todo ello requerirá medir el rendimiento de las nuevas herramientas y de las iniciativas que se tomen para implantar modelos innovadores ligados a la digitalización.

¿Qué es el CFO 4.0?

Este rol en la empresa no dejará de crecer en importancia en el futuro. Hasta hace unos años, las buenas prácticas de un CFO se reducían a un conjunto de competencias ligadas a la planificación financiera y la contabilidad.

Ahora, las nuevas herramientas tecnológicas han dado un giro a este papel y lo han convertido en esencial para adaptar a las empresas a los nuevos entornos digitalizados. El uso de la nube, el análisis de macrodatos, la Inteligencia Artificial, el aprendizaje automático, el blockchain, el Internet de las cosas o la automatización de procesos son solo algunos de los cambios que han transformado los ecosistemas empresariales.

Estos nuevos recursos ofrecen al director financiero 4.0 una gran cantidad de nuevas posibilidades para impulsar la actividad, el dinamismo y la rentabilidad de la empresa. El nuevo marco de actividad ha forzado a reinventarse a este puesto ejecutivo, siendo fundamental para acelerar nuevas estrategias y modelos de negocio.

Las competencias clave del CFO 4.0

El CFO 4.0 está llamado a representar un papel crucial en la empresa digitalizada. Como puesto clave, debe reunir una serie de características únicas que analizamos a continuación.

  1. Capacidad de adaptación a nuevos entornos

    Debe ser capaz de adaptarse a los cambios de una manera ágil. Las nuevas formas de trabajo pueden requerir evoluciones rápidas en todo tipo de rutinas, procedimientos y protocolos. Esto requiere esfuerzos adicionales, para dejar atrás viejos esquemas y aprender otros desde cero.

  2. Competencia para liderar la transformación digital

    También debe ser un referente para el resto de los trabajadores en lo que respecta a la adopción de nuevas herramientas digitales. Su misión es acompañar y facilitar ese proceso al resto del equipo, para que la transición digital se produzca de manera rápida, activa y participativa.

  3. Dominio de nuevas herramientas tecnológicas

    Debe estar a la vanguardia del conocimiento en materia de recursos tecnológicos, aplicaciones y programas informáticos novedosos aplicados a la gestión financiera. Su trabajo incluye proponer nuevas herramientas y formas de trabajo que ahorren costes y se apoyen en medios digitales.

  4. Capacidad de análisis financiero y predictivo

    Tiene que ejercer una capacidad analítica y predictiva basada en los datos que reportan las nuevas herramientas tecnológicas. Esto incluye capacidad de innovar y crear nuevos modelos de negocio 4.0, valiéndose de parámetros de rentabilidad de la inversión y control del rendimiento.

Por todo ello, el CFO 4.0 gana peso entre los directivos en lo que respecta a su capacidad para influir en la trayectoria de la empresa y sus oportunidades de negocio. Una figura muy necesaria para estos nuevos tiempos.