La importancia de la gestión de riesgo de crédito en Perú
19/07/2019
Por Axesor
Gestion de riesgo de credito en Peru

El cumplimiento de las obligaciones financieras es importante para que las empresas de cualquier sector no presenten desequilibrios que comprometan su liquidez y, por lo tanto, las inversiones futuras y su expansión. Por lo mismo, es fundamental aplicar una gestión de riesgo de crédito proactiva para evitar problemas futuros relacionados con la morosidad.

¿Qué es el riesgo de crédito? 

De acuerdo con la normativa SBS Nº 272-2017, de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), el riesgo es "la posibilidad de ocurrencia de eventos que impacten negativamente sobre los objetivos de la empresa o su situación financiera".

Los riesgos pueden tener diversos orígenes, internos o externos, los que se pueden agrupar en diferentes categorías. Dentro de esta diversidad de tipos, se menciona el riesgo de crédito como "la posibilidad de pérdidas por la incapacidad o falta de voluntad de los deudores, emisores, contrapartes, o terceros obligados, para cumplir sus obligaciones contractuales".

¿Quiénes están expuestos al riesgo de crédito?

Es un error pensar que solo las instituciones financieras son frágiles al riesgo crediticio. Las empresas de seguros, al invertir en bonos, entregar seguros por riesgo de crédito o asegurar a personas que no tienen la capacidad de pagar la prima siguiente, también están en una situación vulnerable. 

Por otro lado, las AFP o cualquier empresa que otorga un crédito de manera formal, que invierta en instrumentos de deuda, o compañías que aplazan el pago de una factura (venta a crédito), pueden estar expuesta a la pérdida de capital producto de la ocurrencia del no pago. 

¿Qué es la gestión de riesgo de crédito? Importancia y alcance en Perú

Es la aplicación de metodologías administrativas que permiten reducir el riesgo de crédito o mantenerlo en medidas aceptables para asegurar la eficiencia de la organización. 

Conforme a lo dispuesto por la SBS, las empresas peruanas tienen por obligación diseñar y aplicar una gestión de riesgos considerando la naturaleza, tamaño y la complejidad de sus operaciones, sin desconocer el contexto comercial en el que operan las compañías. ¿Por qué? El riesgo de crédito es "sistémico" por naturaleza, es decir, su presencia puede afectar la totalidad de la economía nacional debido a la profunda interconectividad que presentan las organizaciones.

En eso radica su importancia. No sólo el adecuado control de los niveles de morosidad beneficia directamente la salud financiera de una empresa en particular, sino que injiere en la estabilidad macroeconómica de un país. 

En Perú, la morosidad total de los créditos directos en la banca múltiple es de un 3,05%.  Aunque es una cifra menor que la presentada en 2018 (3,24%) está alejada de lo experimentado en 2016 (2,71%). Lo anterior, exige que las instituciones establezcan métodos efectivos de gestión de riesgo de créditos para prevenir futuras crisis dentro de las organizaciones y de la actividad económica en general. 

Buenas prácticas en la gestión del riesgo 

Al respecto, se deben identificar correctas prácticas financieras en la gestión del riesgo de crédito. Para ello, es importante incluir mecanismos de aceptación del riesgo, metodologías a aplicar en la evaluación, otorgamiento, seguimiento, control y recuperación de créditos afectos al riesgo, procedimientos de calificación crediticia, entre otras. 

Otra de las variables que se deben estudiar es el llamado "riesgo de concentración", el que aparece cuando se entregan montos excesivos sobre pocos deudores o ciertos bonos, lo que aumenta las pérdidas en caso de que se presenten morosidades.

Desconocer lo anterior puede provocar el deterioro de las finanzas de las empresas en el país y, como un efecto dominó, de la fortaleza de la economía. Por eso es importante considerar la precisión de los modelos a utilizar en la medición del riesgo de crédito para una correcta evaluación y mitigación. En ese sentido, siempre se debe entender la gestión de riesgos de crédito como una práctica integral, que involucra diferentes tecnologías y procedimientos. 

La transformación digital ha proporcionado variadas soluciones que permiten optimizar la gestión por medio de la aplicación de la Inteligencia Artificial y técnicas de Machine Learning para el análisis predictivo de comportamientos de pagos, control del portafolio de deudores en tiempo real, y distintos indicadores que permiten tener seguridad en las evaluaciones de riesgo.

De esta forma, las organizaciones peruanas podrán cumplir con sus objetivos comerciales, expandiendo su capacidad de crecimiento gracias a una gestión que disminuya eficazmente los riesgos crediticios.