3 formas de aplicar la automatización robótica en organizaciones
24/11/2021
Por Axesor

Cada vez más directivos de empresa recurren a la automatización de procesos robóticos (RPA en inglés). ¿Sabes en qué consiste? Se trata de una práctica tecnológica emergente desarrollada para agilizar las operaciones de las empresas y reducir costes.

Esta tecnología facilita la creación, el despliegue y la gestión de robots de software que emulan las acciones de las personas que interactúan con los sistemas digitales. Así, por ejemplo, los robots de software pueden entender lo que hay en una pantalla, pulsar los botones indicados o identificar y extraer datos entre otras acciones definidas.

Con la RPA, las empresas pueden automatizar los procesos empresariales que estén basados en reglas, lo que permite a los trabajadores dedicar más tiempo a otras tareas de mayor valor, y a la empresa, reducir los costes tanto de personal como de errores humanos. Estos factores pueden ser cruciales a medida que las organizaciones buscan el crecimiento sin añadir gastos significativos o fricción entre los trabajadores.

La inversión en estas tecnologías aumenta cada año. Y es que, por ejemplo, las pymes han visto cómo los costes de la tecnología de automatización se han reducido considerablemente en los últimos años. Pero, ¿para qué utilizan las empresas modernas la automatización RPA? ¿Qué beneficios puede aportar y por qué una empresa moderna la necesita?

Repasamos 3 formas de aplicar la automatización robótica en soluciones empresariales.

  1. Servicio de atención al cliente

    La automatización de RPA cambia la forma en que las empresas pueden tratar con sus clientes. Ahora, este contacto puede automatizarse lo que permite que la gestión se agilice y se puedan cubrir varias necesidades al mismo tiempo.

    Veamos un ejemplo práctico. Si una empresa recibe un flujo de reclamaciones hasta ahora los atendía manualmente un grupo de personas. Sin embargo, un bot de RPA puede procesar gran cantidad de información y clasificarla en distintas categorías, que cuentan con una serie de acciones predeterminadas que el mismo bot puede resolver. De esta forma, se puede solventar un mayor número de casos y evitar posibles problemas de esperas telefónicas o en línea.

  2. Almacenamiento de la información

    Las empresas disponen ahora de más datos que nunca, y el volumen crece exponencialmente año tras año. Por eso, el big data es un aspecto de suma importancia en la empresa moderna, que debe aprender a almacenar y clasificar correctamente.

    Así, la RPA tiene un valor incalculable para las organizaciones porque puede cribar grandes cantidades de datos sin descanso, sin errores y durante las 24 horas del día. Por ello, a medida que la cantidad de datos dentro de las PYMES aumente con el tiempo, las empresas necesitarán utilizar métodos como el RPA que ayuden a organizar esta afluencia de información y a almacenarla en un repositorio central de forma rápida y sin la posibilidad de error que es común con los humanos.

  3. Facturación

    Los procesos financieros son de vital importancia para las funciones diarias de cualquier empresa. Y, sin embargo, pueden ser difíciles de procesar. Cuando se gestionan manualmente, hay que lidiar con distintos formatos de archivo, archivos adjuntos de correo electrónico incómodos de manejar... Se trata de tareas rutinarias que consumen mucho tiempo y energía. Pero tiene una parte positiva: al tratarse de un proceso basado en reglas, un bot de RPA automatizado puede ayudar con esta tarea reconociendo los archivos y diseccionando los datos sin necesidad de ninguna intervención humana. En definitiva, es el trabajo perfecto para un bot RPA.