Cómo tomar decisiones de crédito a través de Sistemas de Gestión Empresarial
28/08/2020
Por Axesor

Buena parte del éxito de una empresa radica en la manera en que es administrada, especialmente en el segmento B2B. En ese sentido, saber cómo tomar decisiones de crédito es indispensable, una tarea en la que resulta clave contar con información de valor y actualizada. Para ello, los sistemas de gestión empresarial representan una excelente herramienta, siempre que permitan adaptarse a las necesidades del negocio.

Un sistema de gestión permite a las empresas gestionar diversas áreas o departamentos de forma integral, recabando data centralizada y permitiendo tomar decisiones sustentadas en información certera. Es tal su penetración en el mercado que cerca de un 53% de las organizaciones lo consideran una inversión prioritaria dentro de sus presupuestos.

Sin embargo, estos sistemas por sí solos no son suficientes para abarcar todas las necesidades de las empresas ligadas al mundo B2B, especialmente en lo que a gestión del riesgo de crédito respecta, por lo que es clave apoyarse en un software que permita integrar los principales indicadores de riesgo a las plataformas internas.

¿Cómo tomar decisiones de crédito? Los indicadores que no puedes olvidar

Para mantener una correcta gestión del riesgo, las empresas B2B deben contar con información certera sobre sus clientes, resguardando la rentabilidad de sus operaciones comerciales y garantizando el retorno de las inversiones realizadas.

En ese sentido, los principales indicadores a considerar son:

  • Probabilidad de impago. Probabilidad de que una empresa deje de atender sus obligaciones de pago en tiempo y forma. Puede estar mapeado y representado través de un indicador sintético o escala numérica. Así, es posible tener una evaluación sobre el riesgo que supone cada empresa, resguardando las operaciones comerciales.
  • Riesgo máximo aconsejado. Un indicador clave en lo que a control de riesgos comerciales respecta, ya que ofrece una recomendación respecto del tope que suponen a las operaciones comerciales con determinadas empresas en un momento dado y con un nivel de riesgo asociado.
  • Indicador de comportamiento de pagos. Otro de los indicadores que permiten un óptimo control de riesgos financieros. Ofrece información sobre el cumplimiento de determinada organización respecto de sus compromisos con terceros.

Al conocer indicadores como estos, las empresas pueden anticipar la viabilidad de determinadas operaciones, conociendo de manera anticipada cuál es el comportamiento de pago de determinada compañía o el nivel de riesgo que representa, resguardando los recursos y reduciendo significativamente las tasas de morosidad.

Atlax: optimizando al máximo la gestión financiera

En línea con lo anterior, Atlax -de Axesor- ofrece a las empresas españolas la posibilidad de integrar en sus sistemas internos -ERP o similares- los principales indicadores de riesgo, permitiendo una gestión integral del negocio.

La integración de Atlax con los sistemas internos de la empresa permitirá saber cómo tomar decisiones de crédito acertadas, ofreciendo información actualizada y detallada gracias a indicadores de riesgo que consideran las variables del mercado y que se adaptan a las necesidades de cada compañía.

Además, la herramienta permite a las empresas incrementar sus niveles de digitalización, algo que -especialmente en lo referido a finanzas- es determinante para que puedan mantenerse competitivas y enfrentar exitosamente la crisis económica generada por la pandemia.

De esta forma, las empresas que se desenvuelven en el mercado B2B podrán optimizar al máximo su gestión financiera y resguardar todas las operaciones comerciales, algo fundamental en un escenario tan complejo como el actual.